El pasado fin de semana tras el encuentro de liga EBA por primera vez en mucho tiempo no hicimos el post-partido como es habitual en Casa Grande. El motivo no fue otro que su clausura, por lo que nos reunimos por última vez allí hace dos semanas y quisimos despedirnos con buen sabor de boca y con ese fin nuestro amigo Pepe preparó unas migas que acompañaron al último barril de cerveza que pinchó nuestra querida Carmen Fernandes, madre del centenario Rui Pereira y que ha sido propietaria de este negocio situado en Gójar.

Restaurante Casa Grande cierra así sus puertas después de tres años acompañando al Club Baloncesto La Zubia como patrocinadora de nuestro equipo senior provincial masculino. Atrás quedan decenas de post partidos, post entrenamientos, cenas de Navidad, cumpleaños, bautizos, almuerzos de torneos, almuerzos y cenas del Clinic de Entrenadores, cientos de recuerdos que perdurarán para siempre en el recuerdo.

Mucha suerte en tus futuros proyectos y gracias por todo Carmen.